jueves, 26 de noviembre de 2009

UBAJAY - Eugenia myrcianthes Niedz









NOMBRE CIENTIFICO:
Eugenia myrcianthes
Hexachlamys edulis
OTROS NOMBRES:
Duraznero de monte
Uvaia do campo

El ubajay (Hexachlamys edulis) es un árbol de la familia de las Myrtaceae, natural de América del Sur, donde crece en Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Raramente cultivado, se aprecia sin embargo por su fruto, una drupa globosa comestible y muy suculenta.

El ubajay es un árbol densamente ramificado, de corteza asurcada y oscura, que alcanza los 4 a 8 m de altura. La copa es globosa, con el follaje perennifolio. Las hojas tienen entre 3 y 6 cm de largo. Son simples, opuestas, con el pecíolo pubescente, de aovado-oblongas a lanceoladas, acuminadas, de 3 a 6 cm de largo; coriáceas, muestran pubescencia de jóvenes para volverse glabras con la edad.
Florece a comienzos de primavera. Las flores son típicas de las mirtáceas; aparecen en las axilas foliares, y son blancas, solitarias, hexámeras, con hasta una cincuentena de estambres. Unos dos meses más tarde fructifica, dando lugar a una drupa de forma globosa y color amarillo, de hasta 5 cm de diámetro. Su similitud con el durazno (Prunus persica) le da su nombre vulgar de duraznero de monte. El fruto es apenas velloso, con la pulpa anaranjada, muy jugosa.

El Ubajay es un árbol que crece de manera abundante en nuestro monte a través de sus semillas. Los guaraníes  le llaman YVA’HAI. Su fruta es muy aprovechada para preparar mermeladas y almibares.
Es un árbol densamente ramificado de 4 a 8 metros de altura. Se aprecia su fruto, una drupa o baya globosa comestible y sustancioso, aunque raramente es cultivado. En nuestro país es usado sobre todo para la fabricación de almibares, dulces y jugos . Florece en primavera, sus flores son blancas y dos meses más tarde fructifica dando lugar a una baya cubierta de frutas de color amarillo de hasta 5 cm de diámetro. Su similitud con el durazno, le da su nombre vulgar de “duraznero del monte”, su pulpa es jugosa, gelatinosa, de sabor dulce, ligeramente ácido y olor penetrante cuando está bien madura.

MEDICINAL.
Contiene ácido tartárico y málico, pectina y Vitamina C.
Medicinalmente se usa su fruta para combatir cálculos de la vejiga, y piedras nefríticas, la corteza se usa para combatir diarreas y disenterías. También es utilizado para combatir la tos y bronquitis, preparando un jarabe hirviendo  hojas de ambay y unas frutas maduras, y cuando se retira del fuego se le agrega miel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

APOYAN ÈSTA PÀGINA: