jueves, 14 de enero de 2010

ANACAHUITA - PIMIENTA ROSA - Schinus molle
















NOMBRE CIENTIFICO:
Schinus molle
OTROS NOMBRES:
Molle, Aguaribay, Lentisco.
Pimienta rosa, Falso pimentero.


Hay tres árboles, todos de la misma familia, a los que se les llama popularmente PIMIENTA ROSA: El Schinus molle, el Schinus terebinthifolius (PIMENTERO BRASIL)y el Schinus lentiscifolius PIMENTERO URUGUAY o MOLLE CENIZO.

Esta ficha se ocupa del primero de ellos, el Schinus molle. Para tal fin, primeramente extractamos de la página de Wikipedia:
Schinus molle es un árbol, de hojas perennes, con copa redondeada y elegante. Ramas gráciles y péndulas; puede medir hasta 15 metros de altura auque se han encontrado ejemplares de hasta 20 m,dependiendo del area geográfica en la que se encuentren. También se le llama árbol de pimienta o Pirú, en Venezuela. Este nombre de Pirú o Perú hace referencia al país de donde es originario. (NOTA NUESTRA: Pero esto es un error. Es nativo de toda Sud América, encontrandose en los lugares mas sureños de Argentina, Brasil y Uruguay.)
Descripción Las hojas son compuestas imparipinnadas, grandes, lampiñas, con numerosas hojuelas largas y estrechas, con disposición alterna y terminadas en punta; su borde es entero o raramente serrado. Flores hermafroditas o unisexuales, de pequeño tamaño, dispuestas en un gran número en panículas colgantes terminales y axilares; son de color amarillo, tienen un cáliz con cinco lóbulos, cinco pétalos, diez estambres y un pistilo, rematado en tres estilos. Al madurar este último, origina una drupita del tamaño de un grano de pimienta, de color rosa brillante, con muy poca carne y un solo hueso; al romperlo despide un agradable olor, algo resinoso, a pimienta.
Se encuentra de forma espontánea, desde el sur de México hasta el norte de Chile y centro de Argentina, especialmente en el Perú, de donde fue llevado a Europa por los españoles. En Europa se cultiva en parques, paseos y avenidas es muy resistente a la sequía y a las altas temperaturas, aunque no aguanta bien las heladas. En España, es frecuente su cultivo, en las provincias más cálidas, especialmente en el Levante y Andalucía. En medicina folclórica las hojas y las flores se utilizan como cataplasmas calientes contra el reumatismo y otros dolores musculares.
Las hojas en infusión junto con hojas de eucalipto, y en inhalaciones, son usadas para el alivio de afecciones bronquiales.

Observaciones
Schinus es el nombre latino, de origen griego, para designar al lentisco; fue aplicado al pimementero falso, porque produce una resina olorosa muy similar a la del lentisco, por lo que también fue llamado lentisco del Perú. Molle fue un antiguo nombre genérico para esta planta, utilizado por Tournefort, y deriva del nombre quechua mulli, no del latín molle ("flojo").
Usos
Su resina encuentra parecidas aplicaciones que la almáciga y ha sido empleada como masticatorio en el Perú, donde también se elabora con el fruto una bebida fermentada, similar a la chicha, principalmente en Ayacucho. La semilla se emplea como "pimienta rosada ".
Se trata de una planta ampliamente utilizada por la medicina tradicional. A su corteza y resina se le han atribuido propiedades tónicas, antiespasmódicas y cicatrizantes y la resina es usada para aliviar las caries. Al frotarse en la piel genera una sustancia que aleja a los mosquitos. Los frutos fresco en infusión se toman contra la retención de orina. Las hojas hervidas y los baños con el agua de las hojas en decocción, sirven como analgésico, cicatrizante y antiinflamatorio de uso externo, y las hojas secas expuestas al sol se usan como cataplasma para aliviar el reumatismo y la ciática.

Usos forestales no maderables
Dentro de los usos forestales no maderables para el Schinus molle. L encontramos en los siguientes: En Colombia se extrae la resina de este árbol se seca y se muele para genera un polvo que antiguamente se usaba para mundificar y cerrar toda llaga con suavidad y blandura; usan las hojas maceradas en fresco a manera de emplastos para cerrar heridas frescas, las cuales se desecan y sanan; de las hojas y la corteza se extrae un aceite esencial (bálsamo) el cual es utilizado en dentífricos, perfumes y jabones como materia prima industrial, este aceite sirve para el tratamiento del cólera, reumatismo, la tuberculosis, bronquitis y hemorragias; los frutos se preparan como infusión la cual sirve como diurética para contrarrestar la retención de orina, contra el reumatismo y las cataratas.
En Perú antiguamente con las hojas se preparaban infusiones con las cuales se hacían baños para desinflamar piernas de gotosos.
En Colombia se preparaba una chicha a partir de la fermentación del juego de los frutos, que era de gran acogida y mas embriagante que la chicha de maíz.
Las comunidades afrocolombianas del pacifico, que trabajaban en las viñas repelían a los mosquitos por el olor de las hojas verdes, con las cuales fabricaban guirnaldas que colocaban sobre sus cabezas. En algunas regiones de Argentina y Colombia preparan un macerado en agua con las hojas del árbol, el cual actúa como insecticida apto para desinfectar suelos para cultivo, además de ser útil para combatir hongos en plantas de cultivo para los almácigos, asimismo usan el producto de este macerado como desinfectante para el aseo casero. En Perú comunidades campesinas usan este macerado para el control de áfidos en cultivos. En Colombia se produce una tintura a partir de las hojas y ramitas las cuales se someten a una ebullición prolongada, dando un colorante amarillo pálido usado para tinturar lana o algodón.
Los indígenas araucanos que habitan regiones de Chile y Argentina usaban la resina proveniente del árbol en ritos de curación como resina ceremonial.

USO CULINARIO. De otras fuentes, extractamos su uso en gastronomía.
"El interés por jugar con lo diferente fue lo que llevó al chef a incluir los frutos de la anacahuita en diversas opciones del menú. "Son unas pelotitas marrones que se deshidratan a horno lento, pierden la resina y quedan con todo el sabor. Se ponen en un molinillo y se utilizan como pimienta. Es más bien aromática, y más fuerte que la pimienta negra". A la anacahuita -un árbol común en toda América del Sur- también se le llama pimentero y aunque no es muy frecuente su uso en la cocina, "es la pimienta nuestra, la autóctona", indica un experto en gastronomía.
RECETA. En la carta del restó se pueden encontrar desde platos de autor hasta tradicionales carnes, mariscos, pastas y pizzetas artesanales, algunos de ellos aderezados con fórmulas que incluyen este particular picante. Una de las recetas en las que se puede degustar la anacahuita es la suprema de pollo con peras glaseadas. A saber: en el centro de una olla grande se coloca un plato forrado en papel de aluminio, y allí va carbón al rojo vivo. Encima de la brasa se colocan ramitas de anacahuita, mientras recostadas contra las paredes interiores de la olla se ponen las supremas, atravesadas por palitos tipo brochette. Se tapa, se prende y el humo que larga logra que la carne se impregne del sabor de la pimienta. Terminado el proceso de ahumado, se cocina a la plancha.
Por otro lado se hierven peras cortadas a la mitad y sin semillas. Una vez prontas, a la misma agua de cocción se le agrega miel y se deja en reducción para elaborar un almíbar, que luego se verterá sobre las peras glaseadas.
Este plato se acompaña con un bouquet de verdes y brotes de soja, y se sirve como entrada."

" La pimienta rosa tiene un ligero gusto a resina, y los adeptos de la nueva cocina lo distinguen y aprecian por su aspecto y su sabor incomparables.
Para marinadas, terrinas, salsas y otros muchos usos. Figura también al principio de las cinco mezclas de pimientas, donde ofrece un contraste sorprendente."

MEDICINAL
"La resina conocida en las boticas europeas bajo el nombre de "mastix americana", tiene un olor fuerte y agradable y virtudes medicinales como purgante. El aceite esencial se ha administrado en cápsulas como antiblenorrágico y la gomo-resina se ha empleado con éxito en las bronquitis.
La corteza y las hojas aromáticas se usan exteriormente para la hinchazón de los pies, las heridas y úlceras; tomado interiormente, se ha hecho de él uso para el cólera, y le atribuyen además propiedades emenagogas.
Con las frutas se hace arrope, vinagre y una especie de aloja ó chicha, empleada en la blenorragia y la leucorrea.
Las hojas se emplean en forma de extracto fluido como emenagogo, en la amenorrea de origen nervioso y en la dismenorrea dolorosa. Otro uso diferente se da en las industrias para teñir de amarillo.
El molle es una planta con actividad antifúngica y antimicrobiana principalmente en las hojas. Además, tiene importancia etnobotánica, pues se la ha utilizado en el control de plagas agrícolas en varias localidades del Perú. Se evaluaron el efecto insecticida sobre la mortalidad larval de la polilla de la papa Phthorimaea operculella Zeller.
Para las frotaciones, se recomienda hacer una infusión de treinta gramos de hojas de molle hervidas en un litro de agua. Si las hojas se muelen o machacan se logra una infusión más concentrada y se consigue un efectivo líquido que es utilizado como enjuagatorio contra las inflamaciones de la boca y las encías.
Mascar sus hojas frescas - si se tolera su sabor amargo - fortalece las encías, afirma los dientes, combate la piorrea y evita el mal aliento.
Los problemas estomacales y digestivos también pueden tratarse con una infusión de molle a base de unas cuantas hojitas (nunca demasiadas).
El molle también es muy utilizado en casos de calambres o dolores reumáticos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

APOYAN ÈSTA PÀGINA: