viernes, 1 de abril de 2011

SAPONARIA - Saponaria officinalis
















NOMBRE CIENTIFICO: Saponaria officinalis.
OTROS NOMBRES: Jabonera.

Saponaria, también conocida como jabonera, es una especie perteneciente a la familia Caryophyllaceae, nativa de Europa central y meridional, se ha aclimatado en el sudoeste de Asia y Norteamérica, donde crece en taludes, riberas y bordes de los caminos.
HISTORIA: En la Grecia antigua ya se hacía gran uso de esta planta por los médicos de la época.
Saponaria deriva del latín sapo = (jabón), en alusión a las propiedades detersivas que tienen sus raíces al contacto del agua.

MEDICINAL:
Descripción:La saponaria es una planta herbácea vivaz perteneciente a la familia de las cariofiláceas. Puede alcanzar hasta 3 palmos de altura. Posee un tallo rollizo, engrosado sensiblemente en los nudos, donde las hojas salen a pares. A finales de verano el tallo se endurece mucho y toma un color viscoso, sobre todo en los entrenudos inferiores. Las hojas, más o menos anchas, tienen forma lanceolada y se estrechan para formar un rabillo corto. Es una especie propia de lugares húmedos; así, es fácil encontrarla en riberas, sotos y ribazos de casi todo el país, aunque con mayor frecuencia en el norte.
Aplicación En el rizoma y la raíz encontramos abundantes saponinas, esencia, resina y un glucósido saponínico que, en las partes más subterráneas, puede encontrarse en concentraciones superiores al 5%. Es una planta con interesantes acciones diuréticas, balsámicas, expectorantes y sudoríficas; pero es necesario advertir que no está exenta de efectos indeseables. En efecto, aunque ha sido ampliamente empleada en el remedio de numerosos males, en la actualidad es poco usada por su potencial toxicidad: en dosis más altas de las indicadas o en personas especialmente sensibles, puede producir irritación de las mucosas digestivas y depresión de los centros nerviosos respiratorios o cardíacos. En la industria farmacéutica, esta planta se utiliza para preparar numerosas medicinas con efecto expectorante. Asimismo, se emplea en la preparación de dentífricos, jabones y polvos limpiadores. La maceración de la raíz produce mucha espuma, sobre todo después de añadir bicarbonato sódico. Es precisamente esta propiedad la que la hace interesante con fines industriales.
Administración. Hay que recordar que su uso debe estar sujeto a control médico. .- Decocción. Se prepara a partir de 15 g de raíz por litro de agua. Se hierve durante 2 minutos. La dosis indicada es 1 taza al día, media hora antes de las comidas. No se puede dejar macerar porque puede resultar tóxico. .- Jarabe. Preparado de manera tradicional, con 60 partes de azúcar y 40 de agua, para añadir a continuación la cantidad suficiente de raíz. Se toman de 1 a 3 cucharadas al día. .- Extracto. Se puede utilizar al 2% en forma de gargarismos.
Floración Florece en primavera y verano, a partir del mes de mayo. Para uso medicinal se recolectan el rizoma y las raíces principalmente, aunque también los tallos pueden contener principios activos. Es muy importante que la recolección se haga sobre plantas mayores, ya que los principios activos aumentan a medida que la planta se desarrolla. Una vez recogidos la raíz y el rizoma, se despojan de sus partes verdes y se ponen al sol o en secadero, a una temperatura que no sobrepase los 65ºC.

MAGICA: Llevada encima, para "limpiar" de malas costumbres o eliminar adicciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

APOYAN ÈSTA PÀGINA: